• Catalán
  • Inglés
  • Español

Distribución de oficina abierta

Distribución de oficina abierta, del «open space» a la oficina flexible

Distribución de la oficina abierta

Espacios de trabajo diseñados con inteligencia

Con la distribución de la oficina abierta buscamos mejorar la calidad de los espacios de trabajo. Para, de esta forma, influir en el bienestar de los trabajadores. Es decir, potenciar la productividad. Al mismo tiempo, aumentamos la flexibilidad. Creamos espacios que se adaptan a las necesidades del trabajador.

En la distribución de oficina abierta, ofrecemos alternativas a las diferentes necesidades de los trabajadores. Opciones como el trabajo en equipo e individual. También las tareas más concentradas, privadas o espacio para reuniones grupales. Finalmente, creemos espacio para el descanso o para tratar temas confidenciales.

Del open space a la oficina flexible

distribucion-de-oficina-abierta-trabajo-flexible


La oficina «open space» u oficina abierta, surgió como respuesta a la oficina gris y obsoleta. Esta adolecía de falta de luz. En aquel momento se pensó que tirando paredes se crearía más circulación de aire y luz. Así fu, aunque también se intensificó la circulación de personas.

Pronto se constató la oficina abierta tenía serios problemas de acústica. Por eso se opta en la actualidad por una distribución de oficina abierta. Todo con el objetivo de favorecer las condiciones de salubridad del trabajador.

Por eso, en el momento de definir los espacios abiertos de trabajo se debe tener siempre en cuenta:

  • Movimiento de personas, no de muebles.
  • Utilizar una única tipología de puesto de trabajo.
  • Flexibilidad.
  • Limitar el tamaño del open plan a 40 – 50 personas.
  • Zonificar para otras necesidades de uso como reuniones informales, trabajo concentrado, trabajo en equipo, etc., a otros lugares.
  • Política de “mesas limpias”.

De esta forma, añadiendo la zonificación se pasa de la oficina abierta a la oficina flexible que ya es una realidad en las estrategias de los espacios de trabajo en Europa.

Distribución de oficina abierta, menú de trabajo

Zonificar una oficina abierta puede llegar a significar un ahorro potencial cercano a un 30% en los costes globales, con una satisfacción total de los trabajadores.

Esto es así porque los modos de trabajo en la oficina han cambiado, orientándose hacia modelos de tele-trabajo, oficina satélite y otros conceptos alineados con la sostenibilidad.

La oficina flexible es la respuesta espacial al concepto de “trabajo flexible”, pues se basa en la adaptación permanente del espacio físico a las necesidades del trabajador.

Se crea así un menú de espacios para que el trabajador elija libremente según sus necesidades. Puede elegir entre puestos de trabajo abiertos, cerrados, salas de trabajo concentrado… También entre lugar para el trabajo en equipo, áreas de comunicación informal o de descanso.

Por lo tanto, la distribución de la oficina abierta, potencia la comunicación y la cultura de marca. Al mismo tiempo que incrementa el beneficio mediante la optimización de los costes de ocupación.

distribución de oficina abierta

De esta forma, utiliza únicamente el espacio necesario y es más flexible en relación con los cambios. Como consecuencia, aumenta la productividad. Además de la retención del empleado mediante el incremento de la calidad del espacio.

Las grandes áreas de trabajo

Estas áreas ocasionan molestias y son impersonales. Por eso, lo ideal es restringir el tamaño de las áreas abiertas a un aproximado de 50 personas incrementa la comunicación y fomenta el compañerismo.

Por esa razón los espacios abiertos se complementan a base de despachos y salas de reunión. Se reservan preferentemente para este uso las zonas anexas a las áreas abiertas de trabajo, y en segunda prioridad de ubicación respecto a la luz natural.


De ahí que, en los espacios cerrados se incluyen los despachos y salas de reuniones, intentando ocupar aproximadamente un 15% del área total de planta.

Finalmente, desempeñan la función de limitar la superficie de las áreas abiertas de trabajo. Pues las dividen en zonas de menor tamaño, y dando servicio específico a cada una de ellas.

Espacios de servicio

Estos espacios dotan a la planta de las condiciones adecuadas para su buen funcionamiento. Pues se cuenta con áreas de café, apoyo y reprografía y casilleros. Normalmente se destina a este uso un 15% del área de planta.

Los espacios de servicio se sitúan normalmente junto a los servicios generales del edificio, pues son zonas de máxima densidad de circulación y núcleos de comunicaciones. De esta forma, sirven como colchón acústico entre las zonas de máxima densidad de circulación y el resto de la oficina.

También desempeñan la función de regularizar las proporciones de la planta respecto a otros usos en edificios de geometría irregular.

Pues dan servicio a las distintas áreas de espacios cerrados y aportan valor añadido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies